diseño gráfico currículo Robby Leonardi

El arte de venderse a uno mismo

Nos encontramos, lo queramos o no, inmersos en la era del Personal Branding. En la actualidad, los individuos se han convertido en sus propias marcas: la presencia física, la cara y su expresión o el atuendo conforman su identidad corporativa; el nombre y los apellidos (estudios, experiencias, etc.), el namig y su descriptor. Por ende, cada uno actúa como su propia agencia de comunicación, como el publicista que pelea para que los objetivos personales (los planes de crecimiento de esta peculiar empresa) se comuniquen con eficacia y se conviertan en realidad.

No se trata de algo nuevo, sino más bien del fortalecimiento de esta tendencia. Antaño, a cualquiera le bastaba con reunir sus méritos, organizarlos atendiendo al orden y a la importancia de los trabajos realizados, y disponerlos en un currículo que le servía como arma con la que poder encontrar un buen empleo. Para la entrevista, se vestía con esmero y se presentaba con su mejor cara. No, saber venderse uno mismo es una arte muy antiguo; lo novedoso se encuentra en la creciente competencia del mercado laboral, que nos obliga a darle una vuelta de tuerca a este proceso para transmitir quién se es, buscando sorprender al que dirige el proceso de selección de personal.

Además, otro hecho que explica toda esta gran revolución es la increíble democratización de las herramientas y recursos que hasta hace poco eran terreno vedado para el gremio de la comunicación. Hoy, sin necesidad de un desembolso económico de infarto, aquel que quiera puede hacerse de una pequeña oficina en su propia casa. Los smartphones actúan de routers, y fotografían y graban vídeos a una calidad cada vez más cercana a la de las cámaras profesionales (cuyos precios, a su vez, siguen en caída libre); y en un ordenador personal caben todo tipo de instrumentos de diseño y maquetación, de retoque fotográfico, de gestión de redes sociales… Nunca ha estado tan al alcance del común de los mortales la posibilidad de generar materiales de una calidad profesional, analógicos y digitales, con los que promocionar de forma autónoma a tu propia persona.

diseño gráfico currículo diseñador

Ejemplos de distintas presentaciones de currículos realizadas por tres diseñadores gráficos.

Mención aparte merece la comunicación online, la estrategia que aplicamos al desarrollo de nuestro cada vez más sagrado yo digital. LinkedIn ha sabido posicionarse como la red social por excelencia de la imagen profesional pública, y crecen como setas los sitios web que actúan de plataformas donde conectar a personas que demandan trabajo con empresas que ofertan un puesto. Un ejemplo genial y muy divertido de currículo digital es el de Robby Leonardi, que creó una animación interactiva con la que promocionarse. Con esta carta de presentación, es improbable que le costara mucho encontrar empleo.

diseño gráfico currículo Robby Leonardi

Imagen inicial del currículo interactivo de Robby Leonardi

Los avances tecnológicos, y los cambios culturales que estos conllevan, traen consigo nuevos herramientas y técnicas que implican la necesidad de una constante adaptación, pero las leyes de este arte son intemporales. Gracias a la toma de conciencia de uno mismo, de la imagen que se proyecta a los demás y de las personas a las que se quiere transmitir una determinada impresión; gracias a todo ese conocimiento, uno adquiere seguridad y no teme actuar para manejar el rumbo de este proceso de comunicación. Seguridad tampoco le hubo de faltar a Enzo Vizcaíno, un joven periodista que no se lo pensó dos veces y se plantó con su ukelele en el metro de Barcelona. El muchacho superó el millón de visualizaciones y actualmente trabaja como guionista en Crackòvia, el programa de TV3.

vídeo currículo enzo vizcaíno

Fotograma del currículo en vídeo de Enzo Vizcaíno: Metro Curriculum Vitae

A partir de este punto, el camino es incierto; lo que un día es original y sorprendente, como el currículo de Leonardi o el vídeo de Vizcaíno, podrían reproducirse hasta la saciedad y tornarse en recursos manidos. Al menos, tomando las riendas de esta tarea, cualquiera puede ser capaz de ir mejorando su propia imagen personal conforme lo vayan exigiendo las circunstancias que marcan los tiempos.

Leave a Comment

Join the conversation. Come on, lets hear it folks.

Leave a Comment