KLIX.

DESCRIPCIÓN

Uno de los mayores retos a los que se enfrenta un estudio de publicidad deriva de la situación de encontrarse con un producto o servicio totalmente nuevo y revolucionario; algo que hasta el momento no existe y al que debes darle un nombre, una identidad, una imagen… que le acompañará y que, sin duda, repercutirá en su éxito. Básicamente, se trata de alejarse de lo que viene haciendo la Teletienda desde los 80.

Pues con uno de estos retos nos encontramos en nömad cuando Christian, un genio de la Ingeniería que aún no roza los 30, nos confió la identidad corporativa de su patente: un sistema de pestañas de metal que, estamos seguros, revolucionará el mundo de la construcción.

NAMING Y DESCRIPTOR

Estaba claro. El naming debía ser algo muy intuitivo pero a su vez, corto y memorable. ¿Qué tal si recurrimos a las onomatopeyas? Como ya habrás deducido, el naming procede del ‘clic’ que hacen las pestañas cuando se solapan pero sustituyendo las formas curvas de las ‘C’ por K y X, letras formadas por líneas rectas que se cruzan y, por tanto, describen mucho mejor el sistema.

En cuanto al descriptor, necesitábamos ser mucho más explícitos: Locking Tabs System (en español, sistema de cierre mediante pestañas).

IDENTIDAD CORPORATIVA

¡Hora de darle forma! Después de contaros este reto, estamos seguros que entenderéis a la perfección la construcción de la marca pero, por si acaso, os dejamos una representación de la misma.

DESARROLLO GRÁFICO

Una vez desarrollada la marca, realizamos el diseño de piezas corporativas que sirvieran a su fundador como herramienta de venta del nuevo producto.

KLIX aún no se comercializa pero le deseamos todo el éxito del mundo.